el autismo es tratable ...

El autismo es tratable. El tratamiento para el autismo es un proyecto integral que involucra a toda la familia del niño y a un equipo de profesionales. Existen diversas opciones de terapia que cada padre o madre deberá explorar a fondo para obtener la más completa información antes de comprometerse a aplicarlas.

Es muy importante desarrollar una visión amplia cuando analizamos este tema. Debido a que los trastornos autistas afectan múltiples áreas del desarrollo y el funcionamiento global del individuo, generalmente un solo tipo de terapia no será del todo efectiva o exitosa. Es necesario adoptar un enfoque terapéutico intensivo e integral, procurando que la combinación de tratamientos impacte todas las áreas afectadas.  Recuerde que de la misma manera en que los desafíos que enfrenta su hijo no pueden ser resumidos en una sola palabra, tampoco pueden ser remediados con una sola terapia. Cada desafío debe ser abordado con la terapia apropiada. No existe una terapia que funcione con todos los niños. Lo que funciona con uno puede que no funcione con otro; lo que funciona con un niño por un tiempo, puede que deje de funcionar.

Para la gran mayoría de las personas con trastornos autistas el diagnóstico viene acompañado con el padecimiento de otras condiciones médicas y biológicas que afectan su funcionamiento. Por esta razón es importante implementar tratamientos para los síntomas centrales del autismo en combinación con tratamientos para las condiciones coexistentes, biológicas y médicas asociadas al autismo. Muchos niños con autismo han avanzado significativamente, gracias a la combinación correcta de terapias e intervenciones.

Al comenzar la búsqueda de tratamientos los padres reciben un mar de información y opiniones. Esto puede hacer muy abrumador y difícil el proceso de toma de decisiones en cuanto a éste asunto tan importante. A continuación se ofrecen varias recomendaciones que pueden ser útiles durante ésta etapa:

  • Tenga una actitud abierta para conocer sobre diversos tratamientos.
  • Asegúrese de buscar información en fuentes confiables.
  • Procure siempre conocer la opinión y experiencia de otros padres con el tratamiento que está evaluando.
  • Nunca dé por cierto todo lo que escucha, aunque la información venga de otros padres, profesionales, o de cualquier otro medio (libros, internet).
  • Recuerde que cada persona con autismo es diferente y también lo es su respuesta a cada tratamiento.
  • Desarrolle un espíritu investigador, y una actitud crítica/objetiva.
  • Averígüelo todo por usted mismo, siempre haga su propia búsqueda.
  • Siempre investigue el trasfondo profesional de quien le proveerá el tratamiento.
  • Evalúe con detenimiento los beneficios y riesgos, o posibles efectos secundarios, de cada tratamiento.
  • La regla de ORO al momento de decidir por un tratamiento es que éste no represente un riesgo para la vida de su hijo.
  • Sospeche fraude cuando le aseguren que X tratamiento “curará” a su hijo.
  • Siempre recuerde que no existe una “píldora mágica” que le quitará el autismo.
  • Si siente que un tratamiento no está siendo efectivo, busque una segunda opinión o cambie de especialista. Muchas veces el problema no se basa en cuán efectivo es el tratamiento, sino en la forma en que está siendo ofrecido.
  • Empápese de información y propóngase aprender sobre las opciones de tratamientos, terapias e intervenciones disponibles.
  • Conviértase USTED en el terapista de su hijo; no dude de su capacidad para lograrlo. De esta forma podría eliminar el pago por ciertas terapias u ofrecer el seguimiento apropiado en el hogar.

Aviso: Todo el material contenido en Autismo.pr tiene como propósito informar. Ninguna información aquí contenida deber ser utilizada para fines de diagnóstico o tratamiento, o en sustitución de una consulta con su médico.